martes, 25 de marzo de 2014

Puertas estilo shoji (II)

Ya había hecho un adelanto sobre este proyecto de bricolaje, pero al final lo había dejado aparcado para hacer el sofá-cama del que hablé en posts pasados (hace eones). Pues bien, por fin lo hemos hecho, y aquí os traigo la explicación, por si alguno de mis lectores imaginarios quiere hacer algo parecido en su casa.

Por si no queréis leer el primer post del tema, os cuento que el objetivo es hacer un armario "semiempotrado" (un lateral simulando pared y unas puertas correderas en el frontal) de estilo japonés o shoji. Que conste, para los puristas, que ya sé que es una imitación, que no he usado, ni por asomo, las técnicas shoji tradicionales, sólo he pretendido que quedara parecido "en apariencia".


Vamos a ello, pues.


En primer lugar, evidentemente, hay que tomar medidas al espacio que queremos "armarizar". Es decir, altura del suelo al techo, ancho y profundidad. En mi caso, la altura es de 244cm y las otras dos medidas vinieron delimitadas por sendos interruptores eléctricos: 230cm de ancho y 55 de profundidad. En cuanto a la profundidad, hay que tener en cuenta que las perchas tienen que caber, así que cuidado con escatimar demasiado. Si no tenemos mucho espacio, igual hay que pensar en organizar el interior con las perchas puestas de frente. En mi caso no hizo falta.

Así que empezamos por diseñar, planificar y dimensionar. Y después, ¡a comprar!

Decidimos hacer cuatro puertas correderas de 56 centímetros de ancho por 240 de alto cada una. Con esta altura, dejamos 4 centímetros de margen para las ruedas y el riel. Tenemos la gran suerte de que los listones precortados que se venden en las tiendas de bricolaje suelen tener precisamente 240 centímetros de largo, con lo que todas las medidas y cuentas salen muy fáciles. Para las puertas utilizamos listones de 13x38mm de sección para los marcos y listones de 9x9mm para el entramado. En total, para las 4 puertas necesitamos, en vertical, 2x4 = 8 listones de los de 13x38 y 2x4=8 listones de los de 9x9; y en horizontal, 2 listones de los de 13x38 y 8 de los de 9x9 (de cada uno de los listones horizontales cortaremos cuatro trozos iguales, uno para cada puerta).

Como pantalla, lo suyo sería usar papel de arroz, pero como ni idea de dónde comprarlo,  y que estoy segura de que será carillo, utilicé en su caso un "fake" muy propio de una hija de modista: papel blanco de patronaje. Compré una mano entera (así se llama, al menos en mi pueblo, a un fajo entero), sobra mucho, pero viene bien porque como es frágil seguramente tenga que repararlo a menudo, y así lo tengo de repuesto. Seguro que con otros tipos de papel quedaría bien también, se me ocurre por ejemplo algún papel de regalo que no sea muy hortera, tela, o algo así.

Por otra parte necesitaremos los rieles y las ruedas; nosotras compramos los más sencillos (y baratos) posible. Se necesitan 2 rieles de 240 centímetros de largo cada uno. Como en el mercado no existe, que yo sepa, esta medida, compramos uno de 3 metros y otro de 2, y con lo que le sobraba al de 3 completamos el de 2.  En cuanto a las ruedas, 2 para cada puerta.

Algo que quizás no sea inmediato de pensar así explicado es que las puertas también necesitan una guía por la parte del suelo, para que no se anden bamboleando todo el rato. Las instrucciones del sistema de correderas que yo utilicé indicaban hacerlo con un surco en la parte baja de las puertas y colocar en el suelo una especie de cuñas, pero no tengo fresadora para hacer dicho surco, así que me busqué una solución alternativa: 3 listones más de 9x9 pegados en el suelo, encerrando entre ellos los dos carriles de puertas que quería.

Otra cosa importante que necesitaremos será "algo" con lo que hacer el lateral simulando pared. Una buena opción habría sido usar Pladur, pero como no es algo que tenga muy dominado, utilicé tablero de aglomerado, de 18cm de espesor. Necesitaba un trozo de 55x244 centímetros, pero evidentemente en la tienda no había esa medida. En su lugar compré dos de 60x120, les corté los 5  centímetros que sobraban, y los uní mediante tres listones más de 13x38. Para sujetarlo a la pared, utilicé 4 escuadras, normales y corrientes, de 10 centímetros de lado.

Para rematar la cosa, utilicé además un listón de 8x8 centímetros para hacer batiente en la pared, y dos más en techo y suelo para afianzar mejor el lateral de pared de mentira. Y por último, 3 listones más de 5x45 milímetros, para hacer una especie de marco sobrepuesto (lados y techo) que le dan un aspecto más rematado.

Y por último, todas las partes de madera las traté contra el moho (tengo problemas de humedad en casa) y las decoré: barniz de color nogal para toda la madera de verdad, que me hace juego con la cama, y pintura del color de la pared de verdad para el lateral de aglomerado.


Así pues, resumen de materiales:

* 13 listones de 13x38x2400 milímetros
* 19 listones de 9x9x2400 milímetros.
* Una mano de papel de patronaje.
* 5 metros de riel sencillos
* 8 ruedas de corredera compatibles con los rieles
* 2 planchas de aglomerado de 18x600x1200 milímetros
* 4 escuadras de 10 centímetros de lado
* Tratamiento anti moho y anti polilla para madera
* Barniz al gusto
* Pintura al gusto
* Tornillos y tacos a discreción
* Cola blanca


En la próxima entrega, fotos y HOW-TO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Y tú, qué opinas?