miércoles, 7 de diciembre de 2011

La casa por dentro

No es por ser pesada con el temita de la casa, de verdad, pero es que en estos momentos es lo que ocupa el 90% de mi capacidad cerebral en mis momentos de ocio, que son los que proceden en este blog.

Desde el momento en que nos dieron las llaves hemos querido hacer un vídeo de su estado actual por dentro, para enseñárselo a nuestros padres, que todavía no han podido venir a verla, para tenerlo como referencia nosotras mismas de cara a la posteridad y, en mi caso, para ponerlo en esta mi ventana al mundo. Pero un dia por un motivo y al siguiente por otro, hasta el sábado pasado no pudimos grabar el vídeo, y desde entonces hasta hoy tampoco había encontrado yo el momento para subirlo. Pero como todo llega, por fin (sé que mis cientos de lectores imaginarios lo estábais esperando), aquí lo tenéis. Por cierto, no tengáis miedo, no salen fantasmas, aunque pudiera parecerlo en algún momento.

video



Como se puede ver, lo peor que tiene la casa es que las paredes están muy ennegrecidas por la humedad. El motivo principal de esto es que el tejado tiene la cumbrera rota (por no decir que realmente no la tiene), de modo que entra mucha agua al desván, que filtra y va generando humedades en las paredes. Por eso, ya hemos llamado a un albañil que nos arregle el tejado y, a partir de ahí, será tarea nuestra ir arreglando todo lo demás. Nos espera mucho, mucho trabajo, pero también mucha ilusión y ganas de ver las cosas hechas.

En próximas entregas (o quizá no tan próximas, no estoy segura), os hablaré de los muebles.

¡A disfrutar!

1 comentario:

¿Y tú, qué opinas?